Opinión

Eufemismos

EufemismosMuy a menudo utilizamos expresiones sin conocer exactamente su significado. No nos paramos a pensar el alcance de ciertas palabras, tal vez para autoconvencernos de que no somos tal o cual cosa. Para ello utilizamos los eufemismos. Se utilizan cuando se pretende usar palabras inofensivas o expresiones para desorientar, evadir, o evitar hacernos conscientes de una realidad cruda y desagradable. Por ejemplo, usamos últimamente la palabra ciudadano porque nos parece más noble que la palabra súbdito. Sin embargo, si analizamos la realidad empiezan a invadirnos las dudas. Súbdito se define como sinónimo de subordinado, dependiente, vasallo, etc., mientras que ciudadano es una persona considerada como miembro de un estado titular de derechos civiles y políticos, sometido a sus leyes naturalmente, pero titular de dichos derechos. Les ruego me permitan un desahogo verbal: ¡Una leche!​

Competitividad

Lo sCompetitividad regional iento por usted, doña Susana, en lo personal, pero le confieso que me alegro en lo “macro”. Andalucía ha dejado de querer comprarle su producto. Llevamos demasiados años oyendo promesas, proyectos de futuro que nunca han dejado de ser eso, “proyectos”, pero que en muchas ocasiones nos recuerdan aquello que se decía del país sudamericano: Brasil es la nación del futuro y siempre lo será. Andalucía merece ser la región del presente y dejar de ser la del futuro. Tienen ustedes vocación de gasto, eso le gusta a cualquier político y me parece muy bien pero ese gasto hay que financiarlo y en ese sentido sin una estructura empresarial sólida, moderna, innovadora y creadora de empleo y riqueza el recorrido es muy corto.

Surrealista

Actos Juridicos Documentados - RDLVaya por delante que coincido totalmente con la reciente Sentencia del Tribunal Supremo que considera sujetos pasivos del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados a los prestamistas en la constitución de hipotecas, como ya he manifestado reiteradamente, pero ello no obsta para comentar el despropósito que me parece lo que está sucediendo. Una Sala que cambia nada menos que el sujeto pasivo de un impuesto veinte años después de su implantación, un Pleno que corrige la decisión de la Sala a través de una Resolución que es imprescindible leer y en fin, un Gobierno que pone la guinda aprobando mediante RDL, insisto: mediante RDL, una modificación normativa que anula, de hecho, la Resolución de ese

También

Tambien IRPF¡La leeeeche…! Verán, nunca me he caracterizado por decantarme a favor de la Agencia Tributaria. Quienes me han leído lo saben. Suelo aplicar el viejo principio, que no sé si existe, de “in dubio contra fiscum”. Además, pienso que la Agencia utiliza indebidamente el concepto de recaudación tributaria como si fuera el superior valor de nuestro ordenamiento jurídico y, por tanto, el bien jurídico protegible por encima de todos los demás, conculcando una serie de derechos a los que nunca debemos renunciar. Y así, en nombre de ese bien supremo se invierten cargas de pruebas, se embargan créditos inembargables, se establecen presunciones de culpabilidad que prevalecen sobre la de inocencia, se autorizan con ligereza registros que pueden vulnerar derechos individuales, etc. etc.<--break->

Actos Jurídicos Documentados y nueva doctrina del Tribunal Supremo

La reciente Sentencia de 16/10 del Tribunal Supremo (TS) acerca de quién es el sujeto pasivo del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados en la constitución de hipotecas ha supuesto un giro de 180 grados en relación con la postura anterior. Mientras hasta ahora se consideraba, con más o menos aquiescencia de la doctrina, que el sujeto pasivo era el prestatario que garantizaba un préstamo constituyendo una hipoteca sobre un bien inmueble, la referida Sentencia establece que el sujeto pasivo es la entidad prestamista, el banco para entendernos.

Rentas Presuntas

RentasEste Gobierno del que disfrutamos, tras debatir sobre cuestiones inaplazables, tales como el traslado de los restos de Franco o hacer no sé qué con la asignatura de Religión en los Colegios, se aplica a ir lanzando globos sonda acerca de la reforma fiscal que se propone llevar a cabo. Faltaría más, ya lo escribí una vez: un Gobierno sin reforma fiscal es como un jardín sin flores. Y no sé la razón porque al fin y al cabo la reforma fiscal parece una variable continua, no discreta. Cambia día a día, solo que cuando cambia el Gobierno cambia más a fondo.

Incertidumbre Fiscal

 

Incertidumbre FiscalLa afirmación es tan archi repetida que casi sonroja volverla a utilizar, pero no me resisto a hacerlo: uno de los principales enemigos de la economía es la incertidumbre. ¿Quién consume más allá de lo estrictamente necesario si no sabe si va a cobrar a final de mes? ¿Quién se embarca en comprar bienes de uso duradero si no tiene cierta seguridad en su trabajo? ¿Qué empresa contrata trabajadores indefinidos si no tiene confianza en un mercado estable? ¿Quién toma decisiones de inversiones a largo plazo si no tiene confianza en la estabilidad política y económica del entorno?

Francisca, de Algeciras

Francisca de Algeciras - IRPFColaboro, sobre todo en esta época, con Canal Sur Radio en un programa de fin de semana intentando resolver dudas de los oyentes sobre temas fiscales, especialmente de IRPF. Resulta, a menudo, conmovedor ver la naturaleza de las dudas y la tipología del consultante medio. Pensionistas perceptores de pensiones misérrimas preocupados por si están obligados a presentar la declaración, asalariados que dudan acerca de la condición de deducible de algún gasto, propietarios de algún inmueble alquilado y cuyos rendimientos quieren saber cómo tributan, etc. es decir, no suele llamar ningún potentado. Lógico, esos formulan sus dudas en un ámbito mucho más íntimo.

Tributación de Pensionistas

Los pensionistas tributan exactamente igual que cualquier otro rendimiento de trabajo por cuenta ajena. Tertulia en la Calle de Enmedio. Canal Sur Radio.  

Sentencias… raras

Vaya por delante que, como es público y notorio, no soy experto en nada. Últimamente lo estoy intentando con el bacalao en sus distintas presentaciones pero aún estoy muy lejos de la excelencia. Tal vez por eso, con el atrevimiento que da la ignorancia, me aventuro a comentar una Sentencia de la AP de Zaragoza, del pasado 21 de abril de este año que me parece un tanto sorprendente y cuyos criterios, si se generalizan, nos pueden obligar a los asesores fiscales a cambiar de modo de trabajar, si no a cambiar de profesión.