Detengan a los sospechosos habituales

 En Artículos de prensa, Opinión

Última actualización

Está claro que la frase más famosa de la famosa Casablanca es aquella de Humprey Bogart:”Tócala otra vez, Sam” o bien aquella con que finaliza la película: “Esto puede ser el inicio de una larga amistad”, pero inmediatamente antes, el policía a quien va dirigida pronuncia otra de mucho más calado, más o menos la que da título a este artículo, cuando tras disparar Bogart sobre el militar alemán, ordena a sus hombres que detengan a los sospechosos habituales. Siempre hay sospechosos. Y lo tienen bastante crudo. Yo creo que es una de las peores cosas que se puede ser: sospechoso.

             En materia tributaria se puede ser sospechoso por ser alcalde, o concejal de urbanismo o simplemente por operar en determinados sectores económicos. Lo pone de manifiesto la última memoria del Consejo de Defensa del Contribuyente al criticar la forma en que Hacienda controla el IVA. En la época en que tuve el honor de formar parte de dicho órgano, uno de sus miembros, representante de la Administración naturalmente,  llegó a exponer tímidamente, por supuesto de forma verbal, ni siquiera llegó a ver la forma escrita, buscando de algún modo el respaldo del Consejo una idea cual era dotar al número de identificación fiscal de una cierta estructura que alertara a las administraciones tributarias de la condición de “sospechoso” de determinados contribuyentes. Y recuerdo el rechazo, prácticamente unánime, de tal proposición, no sólo por contraria al principio constitucional de presunción de inocencia, sino por su evidente indecencia. Pues bien, si la puerta está cerrada se entra por la ventana. Y la ventana en este caso se denomina vía de hecho.

            Y la vía de hecho es una ventana que se utiliza con demasiada frecuencia sin que nadie se atreva a ponerle el cascabel al gato. Consiste en utilizar la letra de la Ley para, encadenando una serie de procedimientos sucesivamente, conseguir en la práctica una dilación en la devolución del IVA a aquellos contribuyentes que operan en los denominados “sectores de riesgo”. En estos momentos, parece que, en esta materia, son de riesgo sectores tales como la telefonía móvil, los componentes informáticos o la electrónica, es decir, que si usted opera en estos sectores dese por sospechoso y reúna los suficientes medios financieros, porque es posible que tenga que soportar un gran retraso en la devolución del IVA si le resulta a devolver. Y si opera en otros sectores pida al cielo que a los defraudadores no se les ocurra trasladarse a su sector porque automáticamente le contaminarán.

             Soy plenamente consciente de la impotencia que debe invadir al funcionario que comprueba como, una y otra vez, pandas de indeseables se lo siguen llevando “calentito” sin que sean capaces de ponerle coto a dichas prácticas. La misma que debe invadir al policía que ve salir al detenido del Juzgado antes de que él haya terminado el atestado, o la del Juez que debe poner en libertad a un acusado por determinado defecto de forma en la instrucción, o por haber rebasado, inadvertidamente, el plazo máximo de prisión preventiva, pero es el sistema de que nos hemos dotado y debe ser respetado. Por todos.

             Y si hay que poner más medios al servicio de este fin se ponen, pero como tuve ocasión de decir en determinado foro hace pocos días el límite es claro: la Ley. Para todos, la Ley. Y por cierto, no estaría mal que esos medios se detrajeran de otras áreas en donde lo único que hacen es agobiar a auténticos contribuyentes que deben temer por su integridad económica si incurren en el más nimio error o equivocación.

Rubén Candela

Presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF)

Publicado: Expansión / 27 diciembre 2007

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí.

Cerrar