Medida Fiscal “Estrella”

 En Sin categoría

Última actualización

Verán, me explico. Servidor sabe muy poco de casi todo y de aquello que creo saber un poco, me parece que cada vez sé un poco menos.  No sé si me entienden o me ha quedado como aquello de la primera parte contratante de Groucho Marx.

De lo único que creo saber un poco, que es de impuestos, cada vez sé menos. O al menos eso me parece a mí cuando oigo cosas como las que se han venido diciendo y publicando acerca de la reforma fiscal y concretamente de la “reducción” de las retenciones a profesionales. Y digo bien, a profesionales, que no autónomos, como se ha venido repitiendo machaconamente.

El programa Informe Semanal de RTVE del día 5 de julio ha hecho un panegírico de la reforma fiscal, alabando la sabia decisión del Gobierno de bajar los impuestos, el momento tan oportuno escogido y un sinfín de virtudes más. Me he quedado conmovido, ya casi tengo decidido votar en las próximas elecciones.

Pues bien, en ese programa y en otros muchos sitios, pero en concreto en ese programa se ha tocado una modificación “estrella “  que entra en vigor ya: la reducción de las retenciones a “autónomos” , no a profesionales, a “autónomos” y todo un catedrático de Hacienda Pública, que incluso ha dirigido el Instituto de Estudios Fiscales,  le dice a un taxista que va a notar de inmediato una mejora en su liquidez, puesto que las retenciones a “autónomos” bajan del 21 al 15%. A un taxista. ¿Le han retenido ustedes alguna vez a un taxista? Intenten hacerlo y creo que con toda legitimidad podría cogerle del cuello. Yo lo haría.

Aparte de ese pequeño detalle, voy a analizar la medida “estrella” si me lo permiten. Los profesionales liberales soportamos unas retenciones sobre nuestros ingresos, no sobre los rendimientos sino sobre los ingresos, la facturación para entendernos, cuando facturamos a empresas. Pues bien, la medida “estrella” lo que dice es que aquellos profesionales que facturen menos de 15.000 Euros al año verán reducidas sus retenciones del 21 al 15%, es decir, se quedan como estaban antes de la subida producida hace un par de años. Se quedan como estaban. Un profesional que facture 15.000 Euros al año, no pasa de ser un mileurista escaso más puesto que algún que otro gasto tendrá: autónomos, algo de luz, teléfono, no digamos si tiene que mantener un local ya sea propio o arrendado, etc. Pues bien, a ese señor se le retienen un 15% de sus ingresos, con lo cual la declaración de IRPF, le saldrá a devolver a buen seguro. Magnífico. Financiación gratuita para el Estado durante un año o más.

Y en cuanto al resto de los profesionales se anuncia a bombo y platillo una bajada del 21 al 19%,  o sea, primero se sube del 15 al 21%, ahora se baja al 19% y se espera, que henchidos de síndrome de Estocolmo, aplaudamos enfervorizados. Pues mire, señor Montoro ¿qué quiere que le diga? Yo no aplaudo.

Rubén Candela Ramos

Asesor Fiscal

Delegado Autonómico AEDAF Málaga.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí.

Cerrar